Nuestro trabajo no puede ser una pesadez, sino que debe convertirse en la esencia de nuestro saber hacer. Todos tenemos talentos y virtudes que poner al servicio de los demás: de ti depende convertir tu trabajo en tu misión de vida y este cambio de visión/actitud te proporcionará satisfacción y te permitirá crecer personal y profesionalmente. ¿Te atreves a cumplir hoy ya con tu misión? Busca tus talentos y competencias. A veces están escondidas u oxidadas: ponte manos a la obra hoy.

¡Ánimo! Somos muchos los que ya estamos en el club de #disfrutodemimision.