No puedes controlar lo que pasa a tu alrededor, pero sí puedes controlar lo que pasa en tu interior ¡Decídete a tener una actitud positiva! Todos podemos obtener felicidad a corto plazo, aunque tengamos una mala actitud. Podemos comprar un coche, conseguir un trabajo o conocer a alguien que sea nuestra pareja ideal y seremos felices… por el momento.

Para poder mantener la felicidad, debemos desarrollar una actitud positiva, porque el coche se volverá viejo, el trabajo puede cambiar y la pareja ideal puede convertirse en la no tan ideal.

Para poder anteponerse a los retos y problemas de cada día, es esencial tener una actitud positiva, mental y emocionalmente. Con una actitud positiva podemos encontrar lo bueno en lo malo y algo de felicidad en la tristeza. ¡Con una actitud positiva podemos dominar mejor los problemas!

¿Y cómo obtengo una actitud positiva? Tú decides hacerlo. Es una decisión. Es una elección. Mantén positivos tus pensamientos, porque tus pensamientos se convierten en tu comportamiento. Mantén positivo tu comportamiento, porque tu comportamiento se convierte en tus hábitos. Mantén positivos tus hábitos, porque tus hábitos se convierten en tu tus valores. Y como dijo Mahatma Gandhi, mantén positivos tus valores porque tus valores se convierten en tu destino.

#piensaengrande